Cómo hacer tu exfoliante corporal casero (DIY)!

Hola florecillas! Este fin de semana ha sido un poco caótico, pero aún así hemos podido dejar preparado el primer post de la semana. 😀

En esta entrada nos queremos centrar en el cuidado corporal, en concreto en la exfoliación de la piel.

Captura

La exfoliación es muy importante para nuestra piel, ya que permite oxigenarla eliminando de ella las células muertas. Además, mejora la circulación sanguínea y, como permite la regeneración de células nuevas, nuestra piel adquiere más elasticidad. Para nosotras es un paso imprescindible en nuestro cuidado personal, por eso hoy queremos enseñaros una forma muy sencilla y económica de conseguir un exfoliante natural con sólo tres ingredientes que seguro tenéis por casa. 😛

Para preparar vuestro exfoliante casero necesitaréis:

-Tres cucharadas de azúcar (blanca o moreno, como gustéis)

azucar-terrones-cuchara

-Tres cucharadas de aceite de oliva

aceite-oliva-y-cuchara-20197571

-Tres cucharadas de miel

miel

Echamos el azúcar en un bol pequeño, después le añadimos la miel y el aceite y lo mezclamos todo hasta que se forme una pasta. Y YA ESTÁ!! Es súper sencillo, súper barato y deja la piel súper suave. 😛

Capturaii

Nosotras nos lo aplicamos cada diez-quince días más o menos, pero si tenéis la piel un poco sensible sería mejor alargarlo a una vez cada tres semanas para evitar irritaciones.

Este exfoliante en concreto lo utilizamos para el cuerpo, especialmente en las piernas, ya que con la depilación es frecuente que algunos pelitos no terminen de salir a la superficie y esto ayuda bastante a evitar este problema. Además la miel ayuda a hidratar y suavizar la piel, y si después de retirar el exfoliante con agua tibia os aplicáis un poco de hidratante corporal, conseguiréis una piel estupenda para lucir este verano. 🙂

¿Os animáis a probarlo? Comentad vuestra experiencia!

Noees.